Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Seedpot-04 (Waterside Alphanumeric Typhoon)
[Tierra 3] - Intro EmptyDom Ago 18, 2019 12:28 pm por Champa

» Singularity II - ROME, DIVINE CLASH
[Tierra 3] - Intro EmptyLun Jul 29, 2019 5:25 pm por Watto

» [Tierra-04] Thrones and Patriots - Sicily I
[Tierra 3] - Intro EmptySáb Jul 06, 2019 5:59 pm por Watto

» [Tierra-04] Norway - Starting Quest
[Tierra 3] - Intro EmptyVie Jun 14, 2019 9:50 pm por Watto

» Arco 1: La Princesa Roja
[Tierra 3] - Intro EmptyVie Jun 14, 2019 9:06 pm por Leonor

» [Tierra 3] - Intro
[Tierra 3] - Intro EmptyMar Jun 11, 2019 12:17 am por Arata Minami

» Character Log
[Tierra 3] - Intro EmptyLun Mayo 27, 2019 6:40 pm por Watto

» Tierra 04 - La flama que renace
[Tierra 3] - Intro EmptySáb Mayo 25, 2019 1:16 am por Leonor

» Seedpot-05 (Synthetic Apotheosis Dismemberment)
[Tierra 3] - Intro EmptyJue Mayo 23, 2019 4:39 am por Arata Minami


[Tierra 3] - Intro

Ir abajo

[Tierra 3] - Intro Empty [Tierra 3] - Intro

Mensaje por Champa el Dom Mayo 05, 2019 11:11 am

Onrol:
Lugar: Un pub en Italia, Nápoles, durante el atardecer.
Temporada: Primavera.
Motivo: Rumores de fuerza divina cerca.

Offrol: Les toca narrar su llegada e interacción primaria. Lo que digan sobre la fuerza divina y demás es lo que determinará lo que pasará después - básicamente, como un rol de mesa clásico. Para empezar, un pj por user.

Y...comiencen.
Champa
Champa
Admin

Mensajes : 689
Fecha de inscripción : 20/10/2015

Ver perfil de usuario http://beforesunset.foromx.com

Volver arriba Ir abajo

[Tierra 3] - Intro Empty Re: [Tierra 3] - Intro

Mensaje por Leonor el Dom Mayo 05, 2019 11:04 pm

Durante los primeros años de su vida la joven vitki se había dedicado única y exclusivamente al exhaustivo estudio de la magia antigua, junto con su experimentación, investigación y teoría, lo que en cierto punto la llevaba a la práctica del chamanismo, la adivinación y la medicina, incluso cuando fue expulsada de su hogar o se le intentó internar en un manicomio, se las había arreglado para escapar y vivir en diversos bosques, siguiendo su vocación. El complejo engranaje de la vida, se había arreglado de tal manera que todos estos pequeños sucesos aislados, la acercaron a la corte imperial y le consiguieron un lugar específico entre los más reconocidos nigromantes, quienes preferían enviarla lejos ya que no la tomaban en serio debido a su jovialidad, ingenuidad e hiperactividad. La mayoría de los miembros de aquella corte pensaban que sólo era una niña torpe con un don demasiado grande y desperdiciado, algunos creyeron que podían educarla, pero su carácter no daba oportunidad de ello, sin duda estaba abierta a aprender sobre los temas que le interesaban y sobre el mundo mismo, sobre la gente que vivía en él, pero no ponía ni el más mínimo ápice de esfuerzo en aprender modales ni lo “socialmente aceptable”, así que recibió una misión que sólo ella podía cumplir: viajar por el mundo en busca de rastros divinos ¿porqué? Por seguridad, para estar prevenidos en caso de que se desatara otra guerra santa; por protección, por si se trataba de un aliado que había que llevar a buen resguardo; por curiosidad y estudio, para saber qué clase de fuerza era, con qué pretensiones y qué era capaz de hacer. Esta misión requería no sentir nostalgia por un hogar que se vería pocas veces, por una familia que extrañar, por una cama en qué dormir, así que la enana pelirroja que llegó desde Noruega hasta Inglaterra sin un céntimo y sin poder explicar demasiado, era la persona ideal para llevarla a cabo.

Había pasado casi año y medio desde su encomienda, había viajado desde Londres a Lyon, pasó por Ginebra, Garé de Chambéry, ambos Torinos, Milán, incluso se detuvo casi tres meses en Florencia porque para ella la obra de Da Vinci era magia en sí, además estaba más que intrigada en descubrir qué tanto había “imaginado” Dante y qué tanto conocía en realidad. Lo único que podía decir hoy con certeza es que necesitaba más tiempo en Florencia, sin embargo sus pequizas le dieron una nueva dirección que seguir y sus andanzas la llevaron a Nápoles.

Se encontraba en la Plaza de los Artistas, en la via Enrico Alvino de pochi passi, cuando su hambre y olfato la llevaron a la esquina de la avenida, a un edificio blanco que tenía una bandera negra con un sombrero rojo de pirata y un gran letrero con la inscripción “Jolly Roger”, aquello le arrancó una sonrisa a la pequeña pelirroja que sin pensarlo más, entró, se sentó en una mesa del rincón y al mirar la carta, pidió un buen plato de carne término medio con patatas asadas y una pinta de cerveza Ale de grifo. Por supuesto el encargado el camarero que acudió a su llamado la miró con una ceja enarcada porque su cabeza ni siquiera sobresalía del menú y sus pies no tocaban en el suelo, así que la invitó a salir del lugar y la tomó con gentileza del brazo para llevarla afuera, por supuesto esto no agradó a la pelirroja quien luego de maldecir en Noruego, suspiró profundamente y trató de explicarle en inglés que cometía un error mientras se resistía con todo su ser a ser expulsada y se agarró de uno de los cañones de hierro que si bien eran decorativos, le sirvieron perfectamente de ancla. – ¡El Capitán Teach te haría caminar por la plancha! Esto es un ultraje, no he tenido ningún comportamiento que te dé el derecho de sacarme. ¡Exijo un parlei! –Vociferó llamando la atención de todos los clientes que no daban crédito que una niña que cuando mucho tendría diez años, estaba haciendo semejante pataleta para permanecer en un bar y los llevaba a preguntarse dónde están sus padres.
Leonor
Leonor

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 21/04/2019
Edad : 35
Localización : En el bolsillo de Master-sama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Tierra 3] - Intro Empty Re: [Tierra 3] - Intro

Mensaje por Arata Minami el Mar Mayo 14, 2019 10:40 am

El mundo actual tenía sus propias reglas. Muchas cosas cambiaron y la época de los antiguos mitos hacia mucho que quedó atrás. Un juego poder era el que custodiaba la seguridad de la humanidad y los viejos dioses griegos se vieron relegados a un segundo plano. Aquello igualmente afectó al Santuario, que solo era un recuerdo de esa época antigua. Una sombra que se negaba a ser borrada de las páginas de la historia, pero que poco o nada podía hacer al respecto.

Pero aún en esa realidad. El Santuario no se sentó a esperar a que la realidad avanzada dejándolo atrás solo como una anécdota o simple rumor. Ciertamente dejaron de ser una fuerza de élite. Garantes de la protección de este mundo. Pero aún así hacían lo propio para salvaguardar por lo menos los límites de sus territorios.  Un particular fenómeno surgió en los límites de Grecia y uno de los santos fue asignado a indagar sobre aquel asunto. En otros tiempos tarea que sería asignada a alguien de menor rango, pero en la actualidad los rangos eran títulos arcaicos. Las armaduras de oro perdieron su brillo dorado. Demostrando así que fueron despojadas de su gloria pasada, que decir de los demás rangos.

Sagitario marchó a resolver tal asunto. Un Santo recién ascendido a guardián de los doce signos zodiacales. La cadena actual de mando le dió la facilidad de tomar la iniciativa por cuenta propia. Aunque no esperó que esa firma divida que pudo sentir se moviera casi tan pronto como el llegara. Tuvo dos opciones regresar a su puesto o lanzarse en una búsqueda implacable para resolver ese asunto. La primera parecía ser la opción más correcta, la segunda una insensatez. Pero decidió optar por la segunda y seguir el rastro que aún podía percibir.


Con esa premisa el joven Sagitario siguió un camino que trazó las fronteras de las naciones de Europa Central. (Anécdotas narradas en otro tomo, pero no escritas en esta página). Tras varias semanas atravesó los límites nortes de la nacionalidad n italiana y continuó su travesía hasta las tierras más al Sur. Llegando así al próspero puerto de Nápoles. Una ciudad concurrida, llena de vida y un comercio activo por las rutas marinas del mediterráneo. Dejando una población altamente rica en economía. Nadie esperaría que algo anormal sucediera, pero la paz muchas veces era más delicada de lo que uno esperaría.

Leon decidió instalarse unos días en Nápoles, esperando así poder desenredar los misterios de su misión autoimpuesta. Aunque pronto entendió que lo que fuera que estuviera sucediendo, era de una naturaleza completamente diferente al rastro que había estado siguiendo. Como otras veces hizo necesitaba información: Situación actual de la ciudad. Fenómenos o altercados. Cualquier noticia de algo que rompiera con el Status Quo. No estaba por diversión y consciente era de ello. Aunque solo puedo recopilar información sobre algunos rumores sin fundamento, pensó que no perdía nada en tomar esa primera pista.

Y así llegamos al punto actual de nuestra historia.  El escenario' Un pequeño Pub en el centro de Nápoles. Donde el joven Galecki decidió a tomar un receso ya casi al final de la tarde. No consiguió nada nuevo ese día pero aún así no perdía el ánimo. Ahí fue que sus pensamientos fueron interrumpidos por el escándalo de una chiquilla que recién ingresó al establecimiento e hizo tal alboroto que más de uno de los clientes exigió que fuera sacada a patadas.

-Amigo le recomendaría que suelte a mi joven invitada, si es que no quiere tener algún inconveniente conmigo- expresó el joven poniéndose de pie y acercarse hacia donde había sucedido aquella escena improbable. No conocía a la jovencita, pero el trato que se le estaba dando no lo considero adecuado. De igual forma no perdía nada intervenido a su favor. Solo esperaba que la pelirroja cooperará y no lo tirara a loco por ser un desconocido.
Arata Minami
Arata Minami
Castigado

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Tierra 3] - Intro Empty Re: [Tierra 3] - Intro

Mensaje por Leonor el Jue Mayo 16, 2019 7:59 pm

Mientras forcejeaba con el mesero, un hombre se acercó a ellos, pensó que seguramente intentaría ayudar a sacarla del lugar, pero para su sorpresa intervino a su favor, por lo que ella le sonrió como si viera a un ser muy querido y en cuanto el empleado la soltó, ella también retiró las manos del cañón y corrió a abrazar al extraño con una expresión de alivio. – ¿Dónde estabas? ¡Creí que me habías dejado sola! Ese abusivo me quiso echar. –completó con los ojos cristalizados a punto de romper en llanto y un claro terror en su rostro cuando se refería al pobre camarero que se volvió blanco de miradas y ante el escándalo que arruinaba la estadía de los otros clientes, el recepcionista le hizo una señal para que los dejara ser, así que la pequeña pelirroja le mostró la lengua y tomó de la mano al sujeto para volver a su mesa, ante un suspiro apesadumbrado del dependiente quien recibió la orden de llevar su pedido a la mesa correspondiente.

Una vez sentada, la joven soltó la mano de su salvador y con una risilla pícara y un suspiro, se recargó en el acojinado respaldo del sillón. – No sabes el lío que es conseguir que me atiendan como se debe, pero gracias por la ayuda. Soy Lena ¿y tú? –preguntó extendiendo una vez más su pequeña manecilla como un gesto cortés, mientras dejaba que su mirada carmesí escudriñara los ojos de aquel hombre con curiosidad y su siniestra tiraba sobre la mesa unos pequeños fragmentos de hueso con símbolos tallados, que revisó una vez completado el saludo y lo que haya visto en ellos solo extendió su sonrisa. – Que interesante… pareciera que vamos por el mismo camino… –soltó sin mayor explicación mientras guardaba las runas y al ver llegar al mesero sin su cerveza le lanzó una mirada amenazante. – Pero qué necedad de tratarme mal, he sido clara con el pedido.

- Disculpe señorita pero no podemos servir alcohol a menores de edad. –se excusó y las mejillas de la pelirroja se tornaron del mismo color que su cabello y claramente hizo su mejor esfuerzo por controlar su furia para no lanzarla de lleno contra el chico, pensando en que solo hacía su trabajo. Respiró profundamente un par de veces y sacó una pequeña carterita de su bolso que extendió de la forma más educada que pudo en su intento de guardar la compostura, al tomarla el hombre lució mucho más confundido que al principio y se retiró a buscar a su superior. La pequeña continuó su rutina de respiraciones hasta que se calmó un poco más y miró a su acompañante inesperado. – En fin… ¿quién eres y porqué me ayudas? No me quejo, sólo quiero saber. –Aclaró buscando saciar su curiosidad y de paso cambiar a un tema que no le resultara tan latoso.
Leonor
Leonor

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 21/04/2019
Edad : 35
Localización : En el bolsillo de Master-sama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Tierra 3] - Intro Empty Re: [Tierra 3] - Intro

Mensaje por Arata Minami el Jue Mayo 23, 2019 2:17 am

Para la buena suerte de León, la jovencita aceptó su ayuda y no lo vio como un mero desconocido alejándose de su presencia. Podría ser por muchas razones. Que fuera el único que ofreció apoyarla como acto de buena fe o que la pequeña dama lo viera como su salvavidas para que no la echarán del establecimiento. -¡Jamás he abandonado a un camarada y hora no será ese día !- expresó con determinación y enfatizando la oración como si se la dijera a alguien que conocía de hace años.- Me tocó atender otros asuntos que me impidieron llegar a la hora acordada- a modo de excusa falsa completó el acto para que nadie dudará que aquel caballero conocía a esa pequeña dama y por ende los dejaron solos y  así pidieron permanecer en el establecimiento. Además la cereza del pastel fueron los sollozos de la pequeña que dieron un realismo total a sí farsa.

Ya ubicados en su respectiva mesa tocó la hora de hacer las debidas presentaciones. Cada uno dando si nombre y fue la pelirroja quien se adelantó en esa parte. Revelando que su nombre era Lena. -Mi nombre es Leon y pude notar que tenías uno que otro problemas con los meseros del lugar. No creo que sea fácil que alguien de tu edad la tomen como cliente potencial y dime. ¿Por qué razón te encuentras sola sin nadie que te acompañe? - tal vez fue muy directo preguntar sin miramientos pero no encontró otra manera de abordar aquel asunto.

El caballero miró con curiosidad el acto que ejecutó su pequeña interlocutora. Parecía un truco de adivinación, de esos que se acostumbraba a ver en lugares lejanos y que claramente distaba de los usos y costumbres de una ligar como Nápoles. -Puedo asegurar que no eres de estos rumbos. ¿O me equivoco?- para esto fueron interrumpidos por uno de los meseros que se excusó que era imposible traer la orden que hizo la pequeña. -Entonces traiga dos bebidas que no contengan alcohol- dijo para finiquitar aquel tema y no hacerlo más grande.

-Solo soy un viajero, uno que se sintió atraído por la escencia de la ciudad y soy de la idea que si puedes ayudar a alguien no hay razón para  no hacerlo-
Arata Minami
Arata Minami
Castigado

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Tierra 3] - Intro Empty Re: [Tierra 3] - Intro

Mensaje por Leonor el Miér Mayo 29, 2019 9:34 pm

La pequeña soltó una risa animada pero no quitó su puchero. – ¡Mas te vale! –Advirtió justo antes de asentir y hacer un ademán despreocupado como aceptando la precaria explicación por la tardanza para luego poder marcharse a una mesa donde pudieran comer y hablar con relativa privacidad.

El parecido de sus nombres provocó que ella volviera a reír, cosa que no duró debido a las alusiones sobre su edad, odiaba tener que explicar ese tema, en especial porque desde su punto de vista, no se podía ser demasiado pequeño o grande para algo, era mera cuestión de perspectivas, pero además culpaba a su otro yo de todos estos enredos, pues fue Mad quien le dio aquella apariencia infantil, aunque siendo justos, le había sacado de más líos de los que la había metido. Pero no podía evitar pensar que si iba a cambiar su apariencia, debía ser ella quien eligiera como verse, incluso si la elección de Mad no le iba mal, lo más seguro era que Lena hubiese elegido algo muy similar, quizá hasta la misma imagen, el problema era que nadie tomó en cuenta su opinión y detestaba que se le impusieran cosas, así que simplemente estalló contra la primera persona que tuvo enfrente. – ¿Alguien de mi edad? ¿Sabes qué edad tengo con solo mirarme? En ese caso ¿qué hace alguien de tu edad conmigo? ¿eres alguna clase de pedófilo? ¿roba niños? Lo que me hace un cliente potencial es únicamente la cantidad de dinero en mi bolsillo y está directamente relacionado con el servicio que reciba… –refunfuñó con un mohín y cruzándose de brazos, peor aún cuando el mesero volvió y le negó la cerveza, lo cual la llevó a enrojecer y a bufar en un precario intento de calmarse hasta que la “solución” de León terminó por sacarla de sus casillas. – ¡Ni se te ocurra! ¿Qué sentido tiene entrar en un pub si no puedo tomar una buena cerveza? No estoy en un maldito Mc Donald’s ¡anda a traerme lo que pedí! Y que sean dos para que este señor aprenda a comportarse.

Lena había terminado con un manotazo sobre la mesa y se dejó hundir en el pequeño sofá, sintiéndose profundamente insultada. – Tú viniste por la esencia de la ciudad y yo soy sólo adorable -. Contestó en un tono tan ambiguo que no se podía decir si era una especie de confesión o mero sarcasmo. – Así que ¡bebamos hasta volvernos locos! –Exclamó intentando hacer ambiente y divertirse. El hecho de que el mesero volviera no sólo con la pinta de cerveza que ella había pedido, si no con un pequeño barril para su mesa, ayudó a que su rabieta terminara de pasar. El aturdido mozo le devolvió la carterilla y expresó sus más sinceras disculpas junto con las de toda la administración por el incidente y aclaró que el gerente les enviaba la bebida como cortesía para dejar que se olvidara lo ocurrido minutos antes, ella le sonrió más tranquila luego de dar un largo trago que por fin la refrescó y se encogió de hombros. – No tenían modo de saberlo, para la próxima sólo pregunta en vez tratar de echarme con tanta rudeza -. Aceptó y dio un gran mordisco al trozo de carne que tenía delante, luego miró a León enarcando una ceja. – En cuanto a ti no estoy segura si te compartiré de mi cerveza hasta que no te disculpes –.Gruñó y probó las papas. – Así que ¿adivinaste que no soy de aquí por mi acento, mi vestimenta o porque me importa un cuerno discutir con un tipo?
Leonor
Leonor

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 21/04/2019
Edad : 35
Localización : En el bolsillo de Master-sama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Tierra 3] - Intro Empty Re: [Tierra 3] - Intro

Mensaje por Arata Minami el Mar Jun 11, 2019 12:17 am

La conversación tuvo un giro un tanto radican, principalmente por el cambio de actitud de la jovencita, que protestó enérgicamente por ser tratada casi como una niña por parte de Leon. Aunque para el joven aquella reacción bien pudo ser un berrinche por alguien que deseaba aparentar mas edad. Cierto que la chiquilla mostro hasta antes de eso una actitud demasiado centrada para su edad, con algunas obvias excepciones, que no profundizaremos ni entraremos en detalles. Pero aquel cambio más que molestarlo le causo risa, de hecho, no pudo lograr disimularlo. Algo que aumento al escuchar la serie de interrogantes que hizo en tono acusatorio, para intentar demostrar que no podía ser subestimada solo por su apariencia.

–Algunos podrían pensar que estoy platicando con una pequeña pilla– comentó con alegría aun disfrutando de tan peculiar escena. –No me puedes culpar, no pareces ser mayor de unos 14 años .. tal vez menos y ¿Qué se suponía que hiciera? Decir de forma despreocupada: “Mesero traiga todo el alcohol que tomaremos hasta perder el conocimiento– en eso soltó una carcajada de solo pensar embriagarse con aquella jovencita olvidándose de la razón por la que el estaba en esa ciudad italiana. –Vale, creo comencé con el pie izquierdo. Una disculpa por si te hice ofender de alguna manera, no fue mi intención, tampoco el subestimarte por tu edad. Aunque también no me puedes culpar de eso. Tal vez, por el contrario, deberías de preocuparte si alguien te suelta una botella de cerveza, así como así, sin si quiera preguntarte si ya tienes la edad legal para tomar– suspiro por aquello, lo ultimo que deseaba es que lo tacharan por corruptor de menores, pero obviamente aquello ya estaba fuera de sus manos. Mas por que algunos volteaban a verlo con mirada de que seguramente algún plan macabro tenia preparado para su joven acompañante.

El mozo del pub sirvió las bebidas alcohólicas y un poco de comida para ambos clientes. Ya sin tener ninguna objeción o queja al respeto. Leon no estaba aun del todo convencido de ese plan, pero supo que ya no había punto de retorno y solo restaba sortear ese asunto de la mejor manera y tratar de llegar a buen puerto. –Si vas a Roma, haz lo que vieres– murmuro para si ante la situación en la que se enredó. –De cualquier forma, una disculpa por las molestias causadas– al final le dio por su lado en arras de llevar la convivencia más amena.

–Vestimenta y acento. Además de los símbolos tallados en los huesos que usaste hace un momento. No es algo que se acostumbre a ver por estos rumbos. Aunque, tampoco es que sea un experto en los husos y costumbres de los lugareños–
Arata Minami
Arata Minami
Castigado

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Tierra 3] - Intro Empty Re: [Tierra 3] - Intro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.