Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Simulación Marcial
Dom Ene 14, 2018 8:45 pm por Watto

» Departamento Tres-Uno
Vie Ene 12, 2018 11:43 pm por Ryunan

» Arata Minami
Miér Ene 10, 2018 10:46 pm por Champa

» Tour Inaugural
Mar Ene 09, 2018 7:04 pm por Ahogetsu Hozuki

» Ryunan Kensho - Disciplinas
Mar Ene 02, 2018 10:48 pm por Ryunan

» Ahogetsu Hozuki - Disciplinas
Mar Ene 02, 2018 9:51 pm por Ahogetsu Hozuki

» Biblioteca de Disciplinas
Mar Ene 02, 2018 9:05 pm por Ahogetsu Hozuki

» Registro de Físicos y Apariencias
Mar Ene 02, 2018 8:52 pm por Ryunan

» Haku Hozuki - Disciplinas
Mar Ene 02, 2018 6:37 pm por Haku Hozuki


Simulación Marcial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Simulación Marcial

Mensaje por Watto el Miér Ene 10, 2018 10:34 pm

Llegó el viernes y con eso, el día de la reunión a la que fue invitado por el conejo aparecido en el zepelín.

En el lapso de tiempo transcurrido entre la apertura de la academia y el viernes, se ocupó de, en el tiempo libre, ir a Bridge Town a visitar a su papá, preguntando que diablos era un peluche. Sacándole una carcajada que inusualmente oía, su progenitor le explicó el concepto - tras lo que le siguió indicaciones donde comprar el objeto. Obteniendo dinero marchó a la tienda, donde escogió un peluche de la mitad de su tamaño; la efigie de tela, un lagarto lengüetón, le pareció apropiado.

Con el peluche guardado en uno de esos convenientes sellos de transporte ninja fácil, se dirigió al edificio - uno ubicado en una zona poco transitada de la academia. Subiendo la escalinata de metal labrado y madera pulida, llegó al salón de conferencias. Aunque no lo pensó en primer lugar, se dio cuenta de que allí estaba la rubia de rico olor, así que avanzó cerca de ella y no tan cerca como antes - aplicando una máxima de cazador siguiendo una presa.

Sin embargo no pudo detallar demasiado en la aludida, pues al minuto de llegar se cerraron las puertas y una pantalla mostró la imagen del conejo que invitó a cada uno de las cajas presentes en el lugar.

—Wee. Bien, gracias por venir. Wow, tenemos un gran público este año de clases ¡qué bien! Mientras más amigos ¡mejor! Ahora, si son tan amables, saquen sus peluches y registrenlo en los diversos podios que encontrarán alrededor del salón de conferencias.— indicó, varios de esos saliendo del suelo al desplegarse. —Tengan en cuenta que al unirse, estarán ocupando una de sus casillas de actividad extracurricular en el cronograma escolar - ¡así que bienvenidos al club de Simulación Marcial del Palacio de Invierno!— anunció, del techo luces de neón rimbombando en patrones que fácilmente habrían inducido ataques de epilepsia.

Caminando a uno de los podios volvió a tropezar al chico albino —Perdón.— dijo con tono plano, leyendo el registro digital en la pantalla. "Nombre de alumno", "nombre del peluche" y otras nimiedades más. —¿Nombre del...peluche?— preguntó en voz baja, invocando al lagarto lengüetón de su bolsillo.
avatar
Watto

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 29/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simulación Marcial

Mensaje por Ryunan el Sáb Ene 13, 2018 12:10 am

Al dia de la tan afamada reunión había llegado y yo sin peluche alguno… Sin muchas ganas decidí vagar por la ciudad indagando en cada tienda de peluches que pude encontrar. Debido a que si me iba a ver obligado a comprar uno por lo menos debía agradarme un poco, después de todo para ¿por qué comprar algo si no me agrada?

Me tardé aproximadamente una hora en encontrar una tienda en la cual vi a un peluche un tanto simple, pero de particular esencia… en cuanto lo vi no pude quitarle la mirada ya que parecía una masa amorfa de color rosa con un par de diminutos ojos y una sonrisa algo perturbadora, así que decidí tomarlo entre las manos para comprobar su… textura… tan suave… esponjosa. Apurándolo y apretujándolo como a veces suelen hacer los gatos con las alfombras o estambres.

Su textura tan suave y esponjosa me relajaba así que decidí acercarlo a mi rostro llevándome con ello una interesante sorpresa, ya que este olía a dulce…  literalmente era como su una coma de masticada o un malvavisco se hubiera transformado en un peluche amorfo y rosa… así que decidí comprarlo.

Decidí estar apretujándolo el resto del camino al edificio sabadaba o como se llamará, una vez ahí de nuevo visualicé a las jóvenes y decidí sonreír. Quizás me estaba comportando un poco diferente a como lo era habitualmente, pero… es que aquel peluche me estaba desestresando, tanto… que no me di cuenta que tan cerca estaba el sujeto que era ahora mi compañero. Y por primera vez en años trastabille sorprendiéndome por el suceso. -No te preocupes, pero mas cuidadoso…- Dije aun sabiendo que no haría caso en lo más mínimo.

Procedí a seguir las instrucciones después del doloroso show de luces… colocando al peluche en su respectivo lugar y llenando los datos que se me pedían. - ¿Un nombre…? - ¡¿Por qué desean que le ponga nombre a un juguete?! Eso era algo no tenia sentido para mi y aun así me le quede viendo por un lapso de tiempo intentando pensar en algo… y sin embargo mi mente estaba en blanco…

-Te llamaras…chippo…
avatar
Ryunan

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 30/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simulación Marcial

Mensaje por Haku Hozuki el Dom Ene 14, 2018 5:43 pm

Aunque en un inicio la idea de llevar a Ahoge como un adorable oso de felpa contra su pecho pareció una buena idea, a medida que se acercaba la fecha en que debían asistir a aquella secreta misión las cosas se hacían más y más complicadas. Tras muchas pláticas y búsqueda de acciones alternas, ambas chicas habían convenido en ir de compras a la ciudad cercana. Tras pasar más tiempo del requerido en una condición semejante, ambas habían seleccionado a sus acompañantes. Ahoge se había decantado por adueñarse de una extraña quimera con pico de pato y cola de castor, en general podía describirse como adorable… pero Haku no creí que algo tan raro existiese.

Por su parte la rubia platinada había encontrado con mayor facilidad a su acompañante, tras haber visitado tan solo 10 tiendas había encontrado en lo más alto del más polvoso estante un pequeño animal de cuerpo estilizado y larga cola anillada. En un principio había tenido dificultad para determinar si era algún tipo de gato, pero tras un largo intercambio de miradas entre el afelpado ente y ella había descubierto su identidad. En un principio pensó dejarle atrás, más si deseaba dejar atrás sus terrores lo mejor era empezar por adoptar a aquel adorable tejón. Usando la tarjeta de débito que sus padres le habían confiado pago por ambas mascotas y llevándole entre sus brazos con cierto recelo fueron a comer helado y otras chucherías que sus padres habrían reprobado con determinación.

El día de la fiesta se había levantado muy temprano por la mañana, usado un par de horas para correr y entrenar su cuerpo por los campos de la institución y tras tomar un frugal desayuno se dio una ducha. A lo largo de esas actividades el tejón le había acompañado, ella se había impuesto aquella compañía a fin de domar su terror. Paso a paso se haría más fuerte.

Como tantos otros se dirigió en compañía de Ahoge al lugar de la cita apretando bajo su brazo aquel pequeño animal de felpa. Escucho con atención el saludo e indicaciones dadas por el conejo dentro de la pantalla y por primera vez se encontró certera de cómo habría de llamar a aquel adorable y terrible ente de suavidad: Mr. Cuddles. Con una sonrisa suave en sus labios se acercó a la zona de registro donde con letra perfecta y redondeada lleno la información requerida.
avatar
Haku Hozuki

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 29/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simulación Marcial

Mensaje por Ahogetsu Hozuki el Dom Ene 14, 2018 7:06 pm

Tras haber pasado varias horas siendo cargada hasta la habitación de dormitorio que compartían juntas, su mascota finalmente le recordó un problema en su brillante y casi perfecto plan: Si era un peluche, como se suponia que iria a clases? Al principio pensó que no era un problema difícil de solucionar, pero sin embargo, tras cavilar una y otra vez en ello, llego a la conclusión que era problema grave. Después de todo, nunca había visto a un peluche asistir a clases. Acaso estaría prohibido para ellos? Sería ilegal para ellos el educarse y mejorar su condición de vida? No estaba segura de que derechos tienen los peluches, pero entendia que no debian de ser muchos. Así que, tras transformarse de nuevo en una persona de verdad, su mascota y ella llegaron a la conclusión de que debían de conseguir dichos peluches a la antigua: robandolos comprandolos.

Estuvieron varias horas buscando en las tiendas del pueblo donde había abordado la aeronave. Su mascota no parecía muy convencida del todo con lo que veía, y si era honesta ella tampoco. Estaba buscando algo especial. Capaz un cocodrilo, o mejor una marmota. Un Tiburon tambien seria realmente adorable. Pero al final, sus ojos se posaron en una criatura que se encontraba viendola a ella y a su mascota al mismo tiempo. Su pico de plástico suave brillaba con las percudidas luces de neón del establecimiento, y su cola de castor había sido suavizada con el paso de los ratones. Era perfecto.

Habiendo adquirido sus peluches, ambas regresaron a casa, los dejaron contra la pared, y ella pronto se olvidó del suyo. La observaba, eso era obvio y ella estaba bien con ser observada. Era como si fuera su guardián contra todo tipo de cosas extrañas, como Tengus, demonios, o super espias malignos. Asi se la paso, yendo a clases, saliendo a comer con su mascota, llevarla a sus paseos diarios, dejarla correr por el parque mientras la observaba y leer alguna linda historieta. De hecho estaba leyendo una de sus favoritas: Uzumaki. Eran simplemente muy tierna y aunque ya la había leido muchas veces, le agradaba volverla a leer para pasar el tiempo.

Su emocionaba mascota le recordó que tenian un compromiso. Recordando a su peluche lo llevó consigo, y comenzó su camino hacia el centro del planeta. Fue mucho mas corto de lo que ella hubiese imaginado y pronto se encontro en el lugar del encuentro. Las luces eran muy bonitas, pero no eran cálidas. Aun así los podios que salieron del piso eran algo sorprendente, y se preguntaba que jutsu podia convocar podios asi. Luego le preguntaría a una maestra. Por ahora, haria el registro del grupo. Capaz si les daria ropa que combine. Facilmente escribio su nombre, y cuando debía escribir el nombre del peluche no tardo en nombrarlo - Comodoro Perry - escribio velozmente mientras seguia leyendo que otras cosas debia llenar. Por ejemplo, realmente no sabia cual era su peso en la luna...
avatar
Ahogetsu Hozuki

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 31/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simulación Marcial

Mensaje por Watto el Dom Ene 14, 2018 8:45 pm

Pensar un nombre para el lagarto lengüetón era una tarea enorme, gigantesca, titánica. Imaginación...de eso no tenía mucho, por decir nada. Él era un tipo practico, seco y al punto. Podía arrancar piel, destazar una presa y preparar la carne, no prob. Pero ¿nombrar un peluche? Imposible.

Se quedó allí, pensándolo, pensándolo y pensándolo aún más de forma reiterativa, mirando a los ojos secos del lagarto en sus manotas.

Educación, sí, eso. No podía tardar mucho mas, dado que al lado tenia al pequeño demente de cabello blanco con el que compartía habitación. Doblando la expresión se rascó la cabeza, poniendo los datos en el podio. El nombre del peluche, lo que más le costó, lo dejó de último; señor Colmillos. Simple y adecuado. Nada que pudiera olvidar, además.

Minutos luego los podios se replegaron en el suelo, iniciando una nueva secuencia de luces en todo el salón.

—Yazzz, eso es eso es. Tenemos un buen inicio ¿eh? Ahora podemos pasar al juego de verdad.—

La pared del fondo se abrió, dejando ver el salón contiguo. Escaleras se desplegaron en espiral, marcando una ruta hasta unas gradas con sendos sillones mullidos en piel roja. Cada asiento decía "su peluche aquí, ustedes viendo al frente ¡porfis!".

Watto hizo lo indicado, sentando al lagarto al lado del puesto elegido por la rubia que olía rico, y también al lado del chico de pelo blanco. Si le importara, hasta habría apostado que lo estaba siguiendo.

—¡Holis! ¡Soy Carbonara, la pollo feliz— el proyector envió su imagen a una pantalla de cine, mostrando a una peluche que era...una pollo. Amarilla, con tela gruesa y un siendo pico que se movía escasamente con cada palabra expedida. —Les damos la bienvenida al grupo de Simulación Marcial ¡yay!— se rió, tapando su pico con un ala. —Hagamos una lotería para elegir los equipos de nuestra primera actividad.— hizo aparecer una palanca, que bajó al instante. Tras girar, equipos de a cuatro personas fueron seleccionados - creando cuatro cuadrillas de los dieciséis alumnos presentes. Él estaba con...sí, la rubia, la blanca y el blanco. —Esos serán los equipos de aquí en adelante. Por favor, decidan un nombre en conjunto para sus equipos ¿si? Cuando lo hagan, comenzará nuestra actividad: una búsqueda del tesoro.—

Planos tridimensionales del edificio aparecieron en el proyector, mostrando la posición actual de los equipos.

—Comenzaremos aquí. En algún sitio de este edificio esta oculta una maleta especial con un premio que deben encontrar. El primer equipo que la obtenga tendrá una ventaja en nuestra siguiente actividad.—

Tras cada grupo de butacas surgieron nuevos podios, entregando un sobre por equipo.

—Dentro de los sobres hay una pista que pueden seguir. Está en versos, números u otros cifrados. Es divertido ¿no?— la pollo volvió a reír. —Bien, ya saben todo. Ahora...¡empecemos!—

De los altavoces sonaron campanas. Ding ding ding.

Offrol: Eso. Yay. Para hacerlo mas fun, reglas:

Ryunan es el #1
Hakubae es el #2
Ahogetsu es el #3
Watto/yo soy el #4, según el orden de turnos.

Hay que lanzar el código random:

Código:
[rand]1,4[/rand]

Si sale un número impar y tu número asignado es impar también, lo sumas al contador del equipo. Si sale un número impar y tu número es par, lo restas al contador del equipo. Esto funciona al revés para los que tienen número par (par con par = ok, par con impar = resta).

Si el equipo llega a 12, consiguen la maleta. Si el equipo en su lugar llega a 13, OTRO equipo consigue la maleta. Si pasan dos rondas de posteo y no se acercan al 12, otro equipo la consigue. En el caso que sea, en dos rondas de posteo se cambia a la siguiente fase de la actividad.

Yay.
avatar
Watto

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 29/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Simulación Marcial

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.