Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» TIERRA 3 — Reino Sagrado de la Mesa Redonda
Ayer a las 11:50 pm por Miss Murder

» [TESTRUN] - Bleach: Onigashima
Sáb Dic 01, 2018 12:25 pm por Watto

» One More Dance
Sáb Oct 20, 2018 4:58 pm por Watto

» Railway into Greatness
Dom Ago 12, 2018 7:53 am por Haru

» New York, New York
Lun Jul 30, 2018 11:29 pm por Champa

» Campaña #XX: "The Winds of Winter"
Lun Jul 30, 2018 10:08 pm por Champa

» Campaña #9.3: "Winterfell"
Vie Jul 20, 2018 2:51 am por Haru

» Redder, Badder and Napper
Mar Jul 10, 2018 11:03 pm por Champa

» Campaña #9.6: "The Eyrie" (GOT)
Lun Jul 09, 2018 7:51 pm por Pretty Pega Pony Princess


Campaña #9.3: "Winterfell"

Ir abajo

Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Arata Minami el Jue Abr 05, 2018 10:50 am

El cielo aún era dominado por tintes oscuros que comenzaría a desaparecer por los primeros rayos del sol matutino. Winterfell se encontraba aun a oscuras y su señor observando las lejanías desde una de los ventanales. Hacía algún tiempo su sueño era ligero, demasiado ligero que dormía solamente lo necesario para reponer sus energías. Demasiado en que pensar, demasiadas cosas que hacer y aún más problemas acumulándose día a día. Aunque no tenía tiempo para lamentarse de aquello que lo aquejaba, sin más salió de su habitación a atender sus menesteres correspondientes.

–Lord Robert– los pasos del Señor del Norte por los pasillos de aquel antiquísimo asentamiento fueron interrumpidos por la voz fácil de reconocer para el Stark. –Maestre Nymos–  tras los saludos correspondientes ambos hombres continuaron su conversación mitras avanzaban al mismo paso. –¿Ya fue despachado hacia Aguadulces el cuervo que solicite? – Robert inquirió respecto a si esa instrucción había sido realizada. –Cabalmente como usted indico– no existía mucho que agregar al respecto sobre ese asunto. –En ese caso solo resta esperar cualquier respuesta de su parte– se detuvo un instante meditando sobre aquel asunto, una cosa menos que por lo menos parecía ir saliendo como se debe.

–¿Alguna otra cosa que he de saber? – si conocía bien la dinámica que últimamente seguían las conversaciones con el maestro se daba una idea de que rumbo tomarían las cosas. –Usted sabe– su interlocutor hizo una pausa al igual que también paraba la marcha. –La situación no es buena y seguirá empeorando– aquellas palabras eran una sentencia fatal. –Lo sé son tiempos de difíciles– la situación en el Norte no era la mejor y tras una breve etapa de bonanza por los años de paz tras la guerra la incertidumbre se sembraba no solo sobre los Stark si no todas las casas norteñas. –Debería conversarlo con alguien y no solamente cargar usted con todo ese peso–  el maestre dio un consejo arriesgándose a una respuesta áspera del señor como contestación. –Si no lo conociera maestre pensaría que me está diciendo incompetente– no hubo cambio en su tono de voz o locución simplemente era el mismo tono serio que siempre manejaba
.
–Usted sabe que no lo digo por eso, pero … Está haciendo lo mismo que hizo su padre– hubo un pequeño momento de silencio entre los dos que pareció extenderse indefinidamente. –Hay cosas que solamente uno debe de resolver– al igual que su padre Robert no era tan abierto en ciertos aspectos con los demás integrantes de su familia y muchos de los problemas de las tierras del Norte se los guardaba para sí mismo. –Y esa carga casi lo termino matando, no me gustaría ver que usted pase por lo mismo– el maestre hizo remembranza de años anteriores donde le recomendó al antiguo Lord Stark compartir la carga de su trabajo ya que este estaba minando su salud y deteriorándola a pasos agigantados.

–Esa es mi decisión final– no hubo demasiado que agregar a aquel asunto esperando que el maestre acallara con aquel asunto. –Cualquier respuesta de la Tierra de los Ríos me la comunica con antelación y preparen otros cuervos por si son necesarios–  era evidente que esa conversación llegó a su punto final por el momento. –Así se hará milord– así ambos hombres separaron su camino.

......................................................

Hizo el recorrido acostumbrado para revisar que cada cosa estuviera en su lugar y las instrucciones que en su momento dio fueran cumplidas al pie de la letra. Además, en su momento hubo respuesta de las Tierra de los Ríos, carta que fue entregada en sus manos y que fue leída sin dilación alguna. El mensaje de la misiva era conciso sin dar lugar a largas innecesarias, lo cual describía perfectamente la naturaleza de su autor. Lord Stark hizo lo propio dando una contestación acordé como respuesta, tal parecía que aquel asunto se desenvolvía sin mayor contratiempo. Algo que era de agradecer. Lamentablemente no todo seguía ese ritmo de marcha y existían varios asuntos más que tenían una naturaleza adversa y que sería problemático dar con su solución.

Terminado los pendientes de la mañana Lord Stark se dirigió al Gran Salón de Winterfell para fijar su atención en asuntos más generales que afectaban todo el Norte. La situación de aquellas tierras no eran las mejores en años y no solo se veía reflejada en el ancestral asentamiento de los Stark, sino también en cada una de las casas abanderadas. También no era ni la primera ni la última reunión en la que Robert tenía que escuchar y dar solución a las problemáticas y peticiones de los otros señores norteños, los cuales uno a uno fueron llegando al gran salón acompañados con algunos integrantes de su casas. Aquella reunión en comparación de otra no era tan nutrida, además por el rostro de los presentes era evidente que rumbo y dirección tendría, el cual sería todo menos ameno.

Tras intercambiar unas breves palabras a modo de saludo la discusión comenzó. Reclamos, peticiones, solicitudes, malas noticias en general eran los temas que rápidamente comenzaron a tocarse, pero de una forma que se podría considerar acelerada y con poca organización.
 

–Nuestras rutas están plagadas de salteadores y criminales, el comercio y los trasportes se ven interrumpidos por los constantes asaltos y prácticamente esto hace que los pueblos estén incomunicados entre si– expresó uno de los presentes exponiendo uno de las situaciones que generaban caos en el Norte.
–Eso no es nada Lord Mazin nuestros campos han dado mala cosechas y hay escases de alimento además los precios han ido aumentando desde hace semanas a este paso la situación se volverá insostenible– alegó otro de los dignatarios presentes.

–Nuestras tierras han sufrido incursiones de bandoleros y saqueadores hemos movilizando nuestros hombres pero es prácticamente imposible que nosotros solo podamos dar una solución a este problemacon aquellas palabras el representante de la Casa Hornwood admitida que aquello los había rebasado.

–Estamos asfixiados la situación de nuestra casa es precaria de seguir pagando este tipo de precios nos llevara a la ruina– comentó otro de los presentes. Hasta ese momento las cosas se limitaban a expresar el caos que imperaba en el norte y la precaria situación en las que se encontraban las distintas casas, algo que no era ajeno ni para los Starks.

–¿Se escucharon? – interrumpió Lord Stark al escuchar aquellas palabras. – Nuestros ancestros tuvieron que lidiar con problemas mayores a estos y al parecer estamos demostrando que no somos dignos sucesores si no podemos dar con una solución– clavo su mirada en cada uno de los Lords que hasta ese momento habían tomado la palabra hasta ahora. –¿Qué quiere que hagamos? – inquirió  uno de ellos. –Deberíamos de pedir auxilio a la corona, prácticamente nos han dejado a nuestra suerte estos últimos años– expuso otro más tratando de culpar a la Casa Real.

–Y admitir que todo el norte es incapaz de lidiar con sus problemas. Al hacer eso que usted está solicitando Lord Flint estamos renunciando a nuestra autonomía y que el norte pase a estar bajo el control directo del trono de hierro como las tierras de la corona– un silencio inundó todo el salón al escuchar tal sentencia. Desde tiempos remotos el norte se jacto de no depender de los territorios sureños para sustituir y prácticamente estuvieron a punto de dar carta abierta para que aquello sucediera.

–Es necesario que organicen y estructuren mejor sus hombres que están destinados a la seguridad de los caminos que están bajo la seguridad de sus dominios. Si hacen falta recluten más hombres en su población y si aun así faltan hombres Winterfell les proporcionara aquellos que hagan falta– fue su primera orden ante aquel asunto.

–¿Con que aumentar nuestras tropas? – dijo uno de los Lords seguido de una risa sarcástica. –¿Con que recursos Lord Stark? O simplemente quiere que pongamos a cuidar nuestros caminos a campesinos armados solo con palos de madera como única arma– aquellas palabras fue un claro desafío a la autoridad de Lord Stark. –Supongo que ahora aparte de preocuparnos de recaudar en tiempo y forma nuestros impuestos, debemos de mentalizarnos a acabar con nuestras arcas–  seguramente en otros tiempos una orden así se hubiera acatado al pie de la letra, pero esos tiempos estaban quedando atrás.

–No pienso aumentar el yugo que recae sobre ustedes, pero es cierto la situación económica no es favorable para aumentar el gasto público por eso he tomado decisiones que nos permitan llevar acabo estos planes sin asfixiar más nuestras arcas– se puso de pie para visualizar a todos los presentes y que también estos centraran su atención en él. –En este momento me encuentro en pláticas avanzadas con los Banqueros de Braavos para obtener los recursos necesarios para financiar el reforzamiento de la seguridad en nuestros principales caminos– aquello hizo dudar que responder a más de alguno. –Y no, no pienso dar en prenda la mitad del norte para pagar los intereses de una deuda. Lo fondos los obtendremos al intercambiar madera de los bosques de Ironrath, situación que la Casa Forrester ya está al tanto– uno de los presentes de los cuales no se había pronunciado tomó la voz en ese momento. –En efecto mi casa está al tanto de la situación y ya hablamos con el dignatario de Braavos sobre el tipo y calidad de madera que requieren y ya tenemos listo nuestros aserraderos para cumplir con el encargo– lo siguente era el tema de los precios.

–Tenemos el problema de la oferta y demanda. Prácticamente carecemos de producción propia y hemos dependido demasiado de los productos del sur. Así que comenzaremos una política de sustitución de importaciones, a partir de este momento quedara limitado la adquisición de productos externo del norte solamente aquellos que sean netamente necesarios– era evidente que la inflación de los precios no se solucionaría de la noche a la mañana, pero de seguir por ese camino más de una casa noble quedaría arruinada. Suficiente tenían con que muchos linajes estaban al borde de la extinción.

–¿Alguna duda al respecto? – no hubo ninguna negatoria. De ahí la conversación tomo un ritmo menos acelerado, discutiendo problemas de índole cada vez menor y que su naturaleza era más fácil de abordar. Hasta que al final no hubo más que discutir.

......................

Pasaron las horas y cada uno de los representantes de las Casas del Norte abandono el gran salón. Algunas más conformes que otras, pero era masque evidente lo imposible de dar una solución satisfactoria a todos los presentes.
Al final en el salón únicamente quedo tanto Lord Satrk como el maestro de armas encargado de la seguridad interna de Winterfell.

–Milord a mi juicio nos fue mejor de lo que esperaba– exclamó el maestro al ver que de cierta manera aquel asunto se mantuvo dentro de lo planeado.
–En efecto, ahora viene lo más complicado– exclamó Robert con un tono algo amargo.
–¿Dar solución a los asuntos internos de Winterfell?–
–Así es– aquello quedo reservado hasta el final al ser un asunto completamente interno, ajeno a los demás y que también involucraba a los suyos  y a su familia.

Arata Minami
Castigado

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Arata Minami el Vie Abr 13, 2018 11:12 pm

Quedaron unos minutos en silencio antes de que la puerta del gran salón de abriera m, revelando la figura del maestre Nymos. -Mi más sinceras disculpas Lord Robert por no poder acompañarlo en tal importante reunión- dijo para compensar la falta a sus responsabilidades como consejero del Lord de Winterfell.

-Tsk... Nymos debiste de llegar desde hace horas, ahorita tu presencia es innecesaria- protestó el maestre de armas por lo sucitado. Lord Stark hizo un ademán con su diestra anunciando que aquello no era una falta en lo absoluto. -¿Mestre Nymos hay noticias sobre Riverrun?- indagó sobre aquel asunto que en esos momentos le eran de importancia.

-En efecto mi Lord- dijo acercándose y entregando una carta con el señor de la casa Tully. -Perfecto- recibió la carta y rompió el sello de cera para poder leer su contenido. La escritura como la redacción denotaban el tipo de persona con la que estaba tratando y era un indicador de que tan bien podrían salir aquella conversación a distancia.

-Sir Cassel tengo una solicitud que hacerle- expresó el Stark hacia el maestre de armas de Winterfell.-Lo escucho Lord Stark- expresó rápidamente. -Debemos de agrupar de inmediato a nuestras tropas y movilizarlas cuanto antes- aquello sorprendió un poco a sus dos interlocutores. -Es raro que usted tome una decisión de forma tan apresurado-  comentó el maestre al notar la orden de su señor.

-Dentro de algunas semana tendremos importantes huéspedes en Winterfell- dijo tras guardar la carta recién leída. -Por eso es necesario aumentar la vigilancia en los caminos principales y tener una vía segura que nos comunique constantemente a White Harbor- lo último que deseaba es que la comitiva de Lord Tully se encontrarán con un camino plagado de salteadores. -Mi Lord sus deseos son órdenes. Como usted ha ordenado así se hará-

El maestre de armas tras de decir esas palabras salió del salón para cumplir cabalmente con las instrucciones de su señor.

-Por lo que puedo observar los cuervos le han traído buenas noticias-
el maestre de Winterfell parecía notar que aquello no trajo más pesar al Stark. -Por el momento no puedo asegurar eso- guardó silencio un momento. -Aun así debemos de tomar las precauciones necesarias para cualquier eventualidad-

Arata Minami
Castigado

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Arata Minami el Jue Abr 19, 2018 2:08 am

Semanas Después

Así llegó un nuevo manecer y con el otro día daba inicio en las tierras del Norte, concretamente los dominios de los Stark en Winterfell. Aquel día comenzó con total naturalidad para los habitantes del asentamiento de los Stark. La situación en el Norte seguía sin ser la mejor, las arcas se encontraban al límite y la economía no parecía que fuera a despuntar en corto tiempo. Aún así tanto los Starks como sus casas vasallas hacían lo posible para superar esa época de crisis que estaban viviendo.

Desde temprano Lord Stark se dirigió a la torre del maestre para saber si no había noticias nuevas que trajeran los cuervos y para su agrado al maestre le hizo entrega de una carta con el sello de la Casa Tully. Rompió el sello y comenzó a leer su contenido. -Tal parece que nuestros preparativos a duras penas estuvieron listos a tiempos- expresó el Lord Stark tras leer la carta en sus manos. -Estuvo en constante comunicación con Lord Tully así que era de esperar que así fuera- mencionó el maestre ante esa situación. -Cual quiero noticia de ello es necesario que se me informe de inmediato- salió de la torre para dirigirse a los campos de entrenamiento donde el Maester at Arms estaba haciendo la revisión rutinaria de los guardias de Winterfell que se hacían cada mañana.

-Es grato tener su presencia Lord Robert- expresó Ser Cassel al notar el arribó de su señor. -No tiene idea de los que eso inspira a sus tropas- tras decir eso dió unas últimas indicaciones antes de comenzar a caminar junto al señor de Winterfell a una área más apartada.

-Ser Cassel ¿Cuál es nuestro último informe de White Harbor?-
inquirió para corroborar la información que tenía sobre esa región. -Todo está en orden, la Casa Manderly han sabido mantener el orden en White Harbor y sus alrededores- expresó sin dejar nada de lado. -Aun asi mandé un destacamiento de nuestros hombres para apoyar en las tareas de seguridad- dijo sabiendo que fue una de las indicaciones que semanas atrás recibido.-En estos momentos es mejor ser precavidos-  expresó el Stark al escuchar ese informe. -Si usted así lo desea podría enviar un segundo destacamiento para reforzar la seguridad de la zona- indico el maestre esperando la respuesta de su señor. -Es mejor no dejar nada a la suerte- con eso Ser Cassel tenía la autorización de proceder con esa orden.

Arata Minami
Castigado

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Champa el Mar Mayo 22, 2018 8:30 pm

Y después de más tiempo del debido, finalmente la procesión de lord Tully avistó la fortaleza de Winterfell.
Los estandartes del pez ondearon y las trompetas sonaron, los cuernos del castillo haciendo lo propio.

Las puertas se abrieron y de esa forma dieron paso a los caballos de los soldados Tully.
En el gran patio principal estaba la comitiva de presentación del señor y guardián del Norte, envestido con su clásica capa de piel...y claro, parado al lado de aquella monstruosidad que era un lobo huargo.
Con su armadura en tono salmón, Nelson avanzó y se bajó de su montura, dejando que los parlantes hicieran las presentaciones de cortesía que correspondían. Una vez dijeron sus nombres y toda esa parafernalia, el rubio se adelantó.
—Lord Stark, es un gusto finalmente encontrarme con usted.— dijo, evaluando con la mirada al aludido. Pero, antes el protocolo. —Comprendo que en el Norte tienen sus formas de hacer las cosas ¿verdad? Entonces, para afianzar el lazo de ha de unirnos, podríamos comenzar por ver la forma en que reparte justicia.—
Nelson le hizo la señal a Brynden.

En el camino hacia allí habían sido atacados por bandidos. Seguridad de los Stark o no, igual se habían atrevido a eso. Y...pues, no hubo vida para los incautos. Los que no fueron aniquilados, fueron capturados. Y más que nada porque en cuanto a jurisdicción y procesos, le tocaba ver que hacia el guardián del Norte con los bandidos de la zona. Si fuera por él, simplemente los habría colgado.
—¿Cómo hemos de proceder?—
Aquello era, por sobre todo, el primer paso decisivo en como se balancearían ellos como grandes lores.
avatar
Champa
Admin

Mensajes : 661
Fecha de inscripción : 20/10/2015

Ver perfil de usuario http://beforesunset.foromx.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Pretty Pega Pony Princess el Miér Mayo 23, 2018 2:30 pm


Le hubiese gustado decir que se encontraba impecable. Le hubiese gustado decir que sus ropajes estaban bien lavados, que su armadura brillaba de lo lustrada que estaba, y que no había ni un solo cabello fuera de lugar. Lamentablemente aquello no era verdad. Mas lamentablemente era la razon de aquello. No, no se sentia en lo mas minimo molesto de lo poco presentable que llegaba frente al lord de Winternalia. No, la molestia que sentia, la razon por la cual su rostro se encontraba severo, no tenia nada que ver con su estado, ni con sus obligaciones como Capitan de la guardia del Lord de Riverdulces. La razon tenia que ver con los tres bandidos que tenian capturados.

En el ultimo tramo antes de llegar a Winternalia, donde uno debia de abandonar el camino real y tomar otra ruta hasta llegar a la fortaleza ancestral de los Stark, fueron atacados por un gran numero de bandidos. Estaban mal armados en comparacion a ellos, mas aun asi lograron tomar la vida de dos de sus hombres. Eran buenos hombres, los conocia bien, mierda conocia a sus madres, pues ambos eran jovenes. Al menos el regalo de Nelson tuvo un buen uso a la hora de encargarse de aquellos que intentaron escapar. Solo habian quedado aquellos tres. Con gusto los hubiese matado, mas Nelson decidio que lo mejor era dejarlos a la merced del Lord de Winternalia.

Por lo cual, helos alli. Obedeciendo la señal del Señor de las Tierras de los Rios empujo a los asaltantes, dejandolos frente al Lord de Winternalia, mientras eran vigilados por la Guardia del Lord de Riverdulces, y probablemente por la guardia del señor de Winternalia. La pregunta era que sucederia ahora. Aunque creia saber que pasaria.
avatar
Pretty Pega Pony Princess

Mensajes : 390
Fecha de inscripción : 31/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Arata Minami el Jue Jun 07, 2018 11:49 am

Y llegó el día marcado para que la comitiva de Lord Tully arribará a los dominios de los Stark. Así las puertas de Winterfell se abrieron para recibir a tan importantes invitados. Los recibimientos fueron acordé al encontró de dos Lord, claro sin caer en excesos considerando la situación del Norte.

-Lord Tully, el gusto es mío de contar con su presencia en Winterfell- dijo en respuestas al Señor de Riverrun. Aunque tal parecía que las medidas precautorias para despejar los caminos principales a Winterfell no fueron suficiente. Rápidamente Lord Tully pidió que le trajeran a los tres bandidos sobrevivientes de una banda que tal parecía intentó asaltar la caravana de Lord Tully. Cómo se viera aquello no era la mejor presentación que pudiese existir.

-Ponganlos de rodillas- ordenó a sus hombres quienes tomaron a los presos y los dirigieron al lugar donde serían ajusticiados. Siguiendo la antigua costumbre del Norte, de aquel que dicta la sentencia debe blandir la espada fue el mismo Señor del Norte quien tomó responsabilidad sobre los que serían ejecutados.

-¿Alguna última palabra?- preguntó a los tres arrodillados enfrente suyo. Las lágrimas y gritos de suplicas no se hicieron esperar, los tres criminales rogaron por su vida pero ya era muy tarde para revertir las consecuencias de sus actos.

-Yo Robert Stark, Lord de Winterfell, Guardian del Norte los sentenció a muerte- tres veces fue blandida la espada en manos del Stark y con cada uno de sus golpes certeros rodaron las cabezas de los condenados. No había mucho que hacer al respecto y era la ruta a seguir en esos casos. Así dictaminaban las leyes del Norte, leyes que fueron escritas desde el tiempo de los primeros hombres.

Terminado ese asunto se volvió a dirigir a los oriundos de Riverrun, aquella escena estuvo fuera de cualquier cálculo posible. Aunque no lo admitiera estaba molesto con lo sucedido. ¿No se suponía que había mandado a resguardar los caminos? Como fuera lo sucedido no se podía cambiar y luego hablaría con Ser Cassel respecto a cómo las tropas que debían de comandar sus hijos dejaron puntos ciegos que aún eran aprovechados por los salteadores de caminos.

-Primeramente, Lord Tully una disculpa por lo sucedido. Ustedes son invitados en Winterfell y la por supuesto este evento es una descuido grabé de nuestro parte ante la hospitalidad que podemos ofrecerles- la responsabilidad no era de nadie más que de su persona como Lord y como Guardian de Norte. Al final de cuentas no podía escudarse en decir que fue negligencia de sus tropas y lavarse las manos.

-Aunque después de un largo viaje,  lo más conveniente es continuar con la conversación en el salón de banquetes- expresó para indicar a los sus invitados que pasarán al interior de Winterfell. Para atender los asuntos que que involucraban ambos Lords presentes.

Arata Minami
Castigado

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Miss Murder el Dom Jul 08, 2018 1:24 am

Gran actividad se observaba en el antiguo castillo de Winterfell, las noticias de la llegada de aquellos dos ilustres lores habían puesto en movimiento a cada siervo en las inmediaciones. Aves eran asesinadas y cocinadas, los hornos rugían horneando una decena de platos y las manos de una decena de mujeres revolvían cacerolas y cortaban ingredientes.

En medio de aquel caos de olores y sonidos varios se movía la figura elegante de Lydia, sus cabellos brillantes danzaban mientras ella corría de una esquina a otra ayudando a las damas que se apresuraban a tener todo listo. Las mujeres sonreían agradecidas y escandalizadas preocupándose por los finos vestidos de la dama que parecía no percatarse de que sus movimientos descuidados dejaban sin aliento a todas.

-Por los dioses, Lydia ¿Qué demonios estás haciendo? –Resonó una voz grave y musical al otro lado de la cocina. Una dama igual de hermosa pero cuyo rostro mostraba la determinación del rio al abrirse paso hacia el mar le miraba con ceño fruncido. –Lord Stark espera por vos y tú perdiendo el tiempo entre sartenes y ollas. –La interpelada sonrió con gentileza dejando sobre el fuego la olla que estaba por transportar. –Relájate querida prima, ya mismo termino… -Oh, nada de eso… partamos ya. –Exclamo la dama tomándole del brazo y arrastrándole por los pasillos en dirección del gran salón.

-Lydia, ¿estas consiente que tu trabajo no es el de una cocinera?  Estamos por recibir a dos importantes lores y tu olerás a cebollas y ajo… ¿acaso algún día aprenderás cuál es tu lugar? –Las palabras de la morena eran firmes, pero no carecían del cariño que una madre imprimiría al reñir a su hija. –Mi trabajo es velar por el bienestar de mi gente, ¿acaso ayudarles en la cocina no es parte de ello? –Comentó la otra risueña, acomodando sus cabellos formando bucles en derredor de su rostro.

En el camino dos guardias les saludaron y se unieron a ellas para llevarles al salón de banquete que se encontraba ya listo y adornado con banderines que denotaban los colores y escudos de la familia. Plata, celeste y blanco por doquier iluminaba el antiguo salón que alguna vez había saludado al rey Robert y la pérfida Cersei.

Algunos de los lores norteños y más miembros de la familia esperaban la llegada de los invitados y saludaron con inclinaciones de rostros a las dos damas.

-¿Por qué tardaran tanto? –Indago Lydia mirando hacia la puerta con curiosidad. -¿Acaso mi hermano ha olvidado el camino al salón? ¿Dónde está Evelyn? Debe morir de nervios. –Rió suavemente sonrojándose un poco ante la idea de que su hermana pequeña al fin seria unida en matrimonio. –Lord Stark ha tenido que someter a juicio a tres ladrones que atacaron a la comitiva de Lord Tully. –Exclamo con sequedad la morena de ojos avellana acomodando con descuido un adorno de su capa.

Un escalofrió recorrió a Lydia que no pudo más que sobresaltarse, aquello le entristecía enormemente pero sabía que era necesario. Muchas veces había considerado si al ser ella la líder de la familia llevaría las cosas diferente, mas al final apartaba esos pensamientos. Su hermano era un hombre justo que sabía lo que hacía… ¿o no?

Aquellas ideas fueron interrumpidas por el anuncio de la llegada de su hermano y los lores invitados. Acomodando en su rostro una sonrisa ambas mujeres esperaron a que las puertas del salón se abrieran para presentar sus saludos.

Spoiler:
thistle
Nombre: Lydia Stark
Rango: Lady, hermana menor de Lord Robert Stark
Edad: 22 años
Personalidad: Bondadosa y gentil, determinada y fiel a su familia, en ocasiones suele ser demasiado directa al tratar asuntos delicados, sincera y confiable.
Apariencia: Cabello castaño claro, ojos azul claros, piel blanca, delgada de estatura media.
Bonus:
-Suele meterse en problemas al asistir con su hermano a las asambleas con otros lores pues es demasiado directa al expresar sus pensamientos.
-Muestra especial afecto hacia las personas más desprotegidas, tiende a hacer hasta lo imposible por ayudarles a un a pesar de su propio bienestar.

tan    
Nombre: Danae Stark
Rango: Lady, prima de Robert, Lydia y Evelyn Stark
Edad: 20 años
Personalidad: Inteligente, pragmática, determinada, fiel a sus creencias e ideales, no se considera miembro del sexo débil.
Apariencia: Largos cabellos oscuros y ondulados, rostro femenino pero de líneas fuertes, ojos color avellana.
Bonus:
-No se ha casado, pues ninguno de sus pretendientes le resulto lo suficientemente progresivo en su manera de ver el mundo.
-En muchas ocasiones funge el papel de madre para Lydia pues considera que su bondad es problemática.
-Teme al huargo de Robert Stark puesto que le mordió cuando era un cachorro.
avatar
Miss Murder

Mensajes : 432
Fecha de inscripción : 29/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Haru el Vie Jul 20, 2018 2:51 am

Aislada del tumulto y casi completamente ajena a las actividades que se estaban desarrollando en el castillo de Winterfell, Evelyn permanecía sola en el silencio de su habitación como lo había estado la mayor parte del tiempo los últimos días. Después de que fuese arreglada y vestida para la ocasión, para la importante visita que recibirían, se quedó allí, pensativa, preocupada, completamente ausente.

Sentada en aquel vehículo que había sido construido especialmente para su movilidad, observaba el paisaje a través de la ventana y no dejaba de pensar en su lamentable futuro, pues el momento que tanto había temido se acercaba. Pronto sería unida en matrimonio y con ello su sueño de libertad y reconocimiento se desvanecería.

Era consciente de que se trataba de su deber, y como la mujer noble y entregada que era, estaba dispuesta a cumplirlo sin quejarse. Pero aquel no era el único problema que la traía inquieta. Observando sus manos sobre su regazo se preguntaba si acaso serviría siquiera como esposa. Era débil, ni siquiera podía caminar por su cuenta. ¿Qué pensaría su futuro esposo de eso? No estaba lista para enfrentar tal realidad.

Pero por otro lado, no podía decepcionar a su familia, jamás se lo habría perdonado, y mucho menos considerando la situación actual del Norte. Suspiró, y con la mejor sonrisa que pudo ofrecerse a sí misma, una suave, apenas perceptible y por supuesto forzada, intentó dejar sus preocupaciones de lado y juntar el valor salir de su reclusión. No podía faltar a aquella reunión.
avatar
Haru

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Campaña #9.3: "Winterfell"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.