Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Railway into Greatness
Vie Jun 15, 2018 8:05 pm por Champa

» New York, New York
Jue Jun 07, 2018 11:15 pm por Champa

» Campaña #9.3: "Winterfell"
Jue Jun 07, 2018 11:49 am por Arata Minami

» Campaña #XX: "The Winds of Winter"
Miér Mayo 30, 2018 11:00 pm por Haru

» Campaña #6: "Egipto/2001" (SS)
Miér Mayo 30, 2018 10:31 pm por Champa

» Campaña #XX: "Umbral Star"
Miér Mayo 30, 2018 12:25 pm por Arata Minami

» Campaña #1: "College/2011" (TVD)
Lun Mayo 28, 2018 10:05 pm por Champa

» Campaña #9.5: "Flea Bottom" (GoT)
Lun Mayo 28, 2018 6:08 pm por Pretty Pega Pony Princess

» Redder, Badder and Napper
Dom Mayo 27, 2018 10:24 pm por Champa


New York, New York

Ir abajo

New York, New York

Mensaje por Arata Minami el Sáb Abr 14, 2018 12:45 am

Tras los últimos acontecimientos ahora tenía lo que se podría considerar tiempo libre, el cual podía bien aprovechar para si misma. ¿Elania agradecía eso? En efecto, ahora comprendía por qué César era tan celoso con su tiempo libre y como evitaba hacer cualquier cosa que se acercara a ser considerado trabajó. Era extraño que pudiera comprender esa parte suya pero no podía negar que estaba en lo correcto.

Así tras unos vuelos regreso al que consideraba su hogar hasta hace poco, aprovecharia para hacer algunos pendientes y poder convivir  con su familia y amigos cercanos. Fue en esos días cuando recibió la llamada de alguien particular. Tal parecía que algunas cosas tenían un ritmo particular para que sucedieran.

........................

Ya en NY se dirigió a la dirección que le había indicado César, no pensó que recibiria una llamada suya pidiendo que se vieran en ese punto y no tenía motivo para negarse a hacerlo.  Cualquiera que fuera la razón ya estába cerca de la dirección donde estaba el dinner donde la cito. Así llegó al local y entró para ocupar una de las mesas.

No pidió nada de inmediato, solo se limitó a sacar su celular y escribir un mensaje de que ya había llegado. Suspiró mientras pasaron unos minutos estando sola, pensando en como se desarrollaría aquella conversación. Otros minutos pasaron y el teléfono seguía sin respuesta. -Solo esperar un poco mas- se dijo a si misma.

Arata Minami
Castigado

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: New York, New York

Mensaje por Champa el Sáb Abr 14, 2018 10:34 pm

La clientela por las mañanas siempre era ligera. De todos los que pasaban, el único que permanecía por una hora (y a veces hasta más) era Theodore - quien en esos momentos se comía una hamburguesa al extremo de la barra, de manera muy sonora. ¿Y cómo no? Era un sitio pequeño: tres mesas, una barra y ventanilla que daba a la cocina. El sonido viajaba fácil, envolvía. Con los cuidados que le daba, era hasta familiar, con cierta intimidad. Y vaya que podía decir que la comida era buena, vaya vaaaya que sí.
Por eso que alguien entrara en ese horario flojo era bastante notorio. Cuando la chica de cabello negro pasó por la puerta con campana tanto Theodore como el cocinero levantaron la mirada, observando la forma en que se sentaba sola en la mesa del centro.

Teddy lo miró parpadeando de forma seguida. El cocinero le hizo un gesto casual, ambos volviendo a lo suyo.

La cosa era, que el cocinero la reconoció apenas entró.
Con toda la parsimonia del mundo limpió un último plato y así salió de la cocina, quedando detrás de la barra.

—Vaaaaaaaya, ¿pero si no es Elania Cruz? Ven aquí. Aquí aquí ¡aquí!— dijo palmeando la barra de forma ruidosa, levantando sus cejas finas y rubias. Sentándose en el único asiento de su lado, el cocinero entrelazó los dedos como si estuviera en una reunión con alta clase. —No se si me recuerdas. Hola ¿qué tal? Robere Mondragón.— ofreció la mano, luego se devolvió a la postura inicial, clavando sus ojos azul claro en la figura de la chica como un gato descomunal viendo a su presa. —¿Vienes a pervertir más a mi muchacho?— preguntó.
Su rostro era serio.
avatar
Champa
Admin

Mensajes : 588
Fecha de inscripción : 20/10/2015

Ver perfil de usuario http://beforesunset.foromx.com

Volver arriba Ir abajo

Re: New York, New York

Mensaje por Arata Minami el Sáb Abr 21, 2018 2:06 am

El reloj siguió avanzando sin que se mostrará la presencia de César, mínimo una señal de que estuviera cerca de aparecer por medio de un mensaje de texto. Suspiró aquello sería para largo aunque agradeció que el dinner tuviera un ambiente acogedor y agradable, por lo que la espera no se sentía tan larga. Aunque aquello no se prolongó demasiado debido a que su presencia no pasó desapercibida por mucho tiempo.

Tras la barra una voz familiar la había llamado por su nombre, así Elania se volteó ligeramente y fijo su mirada ante aquella persona.  Quien la invitaba a acercarse a la barra. La joven dama no desdeñó el ofrecimiento por lo que se puso de pie y se dirigió al lugar señalado.

-Por supuesto que no me he olvidado de usted Sr. Robere- aunque tenía algunos años desde la última vez que se vieron, aún recordaba la facciones y el tono de voz del padre de César. Ella también devolvió el saludo y tomó lugar ahora en la barra para proseguir con la conversación.

Y ... Se esperó cualquier pregunta menos aquella. Aunque sabiendo que trataba con el progenitor de su antigua paraje de cierta forma, lo extraño sería que no lo hubiera echo.


-No creo poder lograr pervertirlo aún más - dependiendo el tipo de persona con la que conversaba era las respuestas que daba. Pero claramente rehuir de esas preguntas no era la clave del asunto.

-Hace unos días César me contacto por celular y quedamos de vernos aqui- expresó tranquila dirigiendo sus orbes celestes a su interlocutor. -Me comentó que había cosas que no era ideoneo conversarlas a la distancia y que por eso era mejor que nos reunamos- a lo que llevaba su pregunta sobre eso asunto. ¿Donde se encontraba en ese momento?

Arata Minami
Castigado

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: New York, New York

Mensaje por Champa el Lun Abr 23, 2018 9:22 pm

Robere torció la expresión. La respuesta de Elania Cruz era igual a tomarlo por idiota.
¿Acaso creía que estaba jugando o algo así?
El solo pensarlo lo molestaba, tanto como para que tensara el cuello.

—¿Crees qué estoy jugando?— dijo, expresando justo lo que le pasó por la cabeza sin preocuparse por la cortesía. —A ver, voy a ser claro.—
Palmeó la mesa otra vez, metiendo las manos en los bolsillos mientras ponía recta la espalda. Todo sin dejar de fijar sus ojos en la chica.
—Preferiría que te fueras de aquí.—
Entrecerró los ojos.
—No eres una buena influencia en mi hijo y no te quiero aquí.—

Porque sí, estaba claro que Cesar Mondragón Rothbell era un adulto con pelos en los testículos. Estaba claro que podía cuidarse solo. Estaba bieeen claro en que sniffeaba de la no tan buena, maldecía peor que un marinero y sus amigos eran cuestionables.
Pero estaba el detalle de que se había mudado de vuelta a su habitación de niño.
Y que, por sobre todo, él era su padre.
Y eso acarreaba algunas responsabilidades para con su primogénito.

—Si vas a hablar algo con él, que sea fuera y rápido. Luego de vuelta a tu condado. ¿Me dejo entender?—
avatar
Champa
Admin

Mensajes : 588
Fecha de inscripción : 20/10/2015

Ver perfil de usuario http://beforesunset.foromx.com

Volver arriba Ir abajo

Re: New York, New York

Mensaje por Arata Minami el Vie Abr 27, 2018 1:43 am

Era claro que aquella plática sería todo menos una conversación amena. Era claro por la expresión en el rostro del padre de César que la respuesta de Elania no le causó ninguna gracia y era claro que la situación se pondría enormemente tensa hasta que César hiciera acto de presencia.

Robere Mondragón clavó su mirada en Elania y no dudó en absoluto en dejar claro que su presencia no era grata en su establecimiento o en la vida de su hijo. La quería por completo lejos de los asuntos de su familia y entre más pronto se fuera era mejor. Así de simple era la situación y no había nada que discutir.

Tal vez solo fue mala suerte de la joven, mala suerte en llegar a la hora que casi no había clientes, llegar cuando César no estaba presente y llegar para tener esa conversación. Pero como fuera su rostro y expresión no mostraron nerviosismo o miedo ante las palabras de su interlocutor, se mantenía firme y sin mostrarse alterada por todo lo que escucho.


-Deberia de confiar más en las decisiones de su hijo y en la educación que le brindo-
fácilmente podría irse, retirarse y acatar cada una de las cosas que Robere le dijo, pero aún así no conseguiria hacer algo. César era César sin importar que hiciera su padre y para bien o para mal él siempre tomaba sus decisiones el mismo, no dejándose influenciar por el medio o la gente que lo rodeaba y desde que se reencontraron eso le quedó más que claro a Elania.

Y si tal vez ella podría ser mala influencia. Realmente nunca fue su intención ser un ejemplo a seguir para las demás personas. A lo mucho evitar que sus acciones fueran un mal ejemplo para su hermano menor solamente, de ahí en fuera lo demás salía sobrando.


-Cesar ya llegó a la edad que él sabe que decisiones tomar y que es lo que más le conviene para si mismo y aunque le cueste reconocerlo, ya no es un niño de brazos a quien usted deba de resolverle la vida- su voz de mantuvo sería pero serena, sin llegar a un tono que pudiera ser considerado como una discusión.


-Y si, queda claro que no soy de su agrado y que por eso las puertas de su negocio o de su hogar están cerradas para no persona- dijo tras encerrar un momento su ojos y pensar en tiempos recientes. -Pero aún así no puede evitar que siga teniendo contacto con su hijo. Ya una vez nuestros caminos se separaron y pasó mucho tiempo antes que nos volviéramos a ver y ni usted ni nadie va a hacer que de nuevo nos alejemos a tal grado de volvernos unos completos desconocidos con el tiempo- era evidente que en se mantendría firme en este último punto.



Arata Minami
Castigado

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: New York, New York

Mensaje por Champa el Mar Mayo 01, 2018 1:07 am

Escuchó cada una de las palabras salidas de la boca de Elania Cruz, cosa que le hizo endurecer más el rostro.
Niña habladora.
—¿Cómo se llaman sus mejores amigos?— le preguntó con simpleza. —¿Cómo empezó a tocar guitarra? ¿Por qué decidió meterse en ese asqueroso género de música que escucha cada día?—
Acomodó la posición del trasero sobre el asiento.
—No me des un sermón sobre lo que se de mi propio hijo cuando tú ni estás enterada de los nombres de sus más allegados.— clavó sus ojos azules de gatote sobre ella, adelantándose unos centímetros. —Confío bastante en lo que le metimos en la cabeza desde que estaba en la panza de mi Mary, así que ahórrate el quedar como una geniecilla; en lo que no confío es en su juicio. Es pobre. Se lo he dicho. Sus tíos se lo han dicho. Él mismo lo confirma.— volvió a palmear la mesa. —Y en ese mal juicio estás tú.

—...el problema es que, para mi consternación, pareces caerle bien. También a mis hijas. Y a mi esposa. Así que---
Robere se giró a ver a Teddy, que rallaba su plato con el tenedor. —¿Si?—
—Quiero otra hamburguesa Bob.—
—Teddy, estoy insultando a la ex de mi bebé ¿no puedes esperar?—
—Pero es muy buena Bob. Es el especial. El especial.—
La mejilla derecha de Robere tembló.
—Treinta segundos.—
Y para medirlo, Teddy miró su reloj de cuerda...muy de cerca.
—No te puedo patear tan libremente como quisiera, e igual no te quiero cerca. Porque de plano, si ni te interesaste en su vida tras su ida a esa escuelita en Europa, apenas encuentres algo mas interesante que hacer lo volverás a dejar colgado. Y lo volverás a criticar por comer como un cerdo.—
Se levantó, no sin antes golpear otra vez la barra y ofrecerle una ancha y sardónica sonrisa a la mexicana. Luego sacó un menú y lo dejó al frente, volviéndose hacia la cocina.
—Treinta y dos segundos Bob.—
Diablos danzantes Teddy, ya estoy en la maldita cocina. Deja de cagarte en mi paciencia por una puta vez tío. le gritó a Teddy desde la cocina y la ventanilla, sacando la cabeza y el cuello - este último con las venas saltando.
—No hablo mexicano Bob. ¡No hablo mexicano!—
—...ya va a estar lista tu hamburguesa, Teddy.— luego miró a Elania. El especial de la casa hoy es hamburguesa con tres carnes: borrego, pavo y conejo. Nada de cerdo, nada haram. Hay jugo de naranja, piña y granada. Recomiendo el de piña. le dijo con su acento español bastante marcado. ¿Qué vas a querer?
avatar
Champa
Admin

Mensajes : 588
Fecha de inscripción : 20/10/2015

Ver perfil de usuario http://beforesunset.foromx.com

Volver arriba Ir abajo

Re: New York, New York

Mensaje por Arata Minami el Sáb Jun 02, 2018 2:08 pm

Una cosa era entablar una discusión con César y otra con Robere Mondragón. Quien no tardó en atacar directo a la yugular. Sin dudar ni siquiera un ápice. Sus palabras fueron certeras. Evidentemente no solo se trataba que Elania no fuera de su agrado, aquello se convirtió en un ataque frontal, dejándola acorralada y con poco margen para maniobrar. ¿Que podía decir la joven ante esas acusaciones?

Poco, extremadamente poco. No podía responder a tales preguntas. Se debía de darle crédito a Robere, estudio bien la situación, jugó bien sus cartas. Evidentemente el juego se había acabado. La chica no desvió la mirada, ya era demasiado mala su posición como para que también reuhuir de la mirada del padre de César.

-No puedo decir que no o minimizar ese asunto. Cierto nuestros caminos se distanciaron enormemente- comenzó a contestar sin titubear o mostrar alguna señal de intimidación. -Al punto de que desconozco muchas cosas de el. No sé el nombre de sus amigos más allegados, tampoco la historia de por que comenzó a tocar la guitarra o por qué eligió el metal como género musical-  claramente la conversación acabaría de una forma peor pero ya no había vuelta atrás.

-Pero como dije al principio fue dicision de César contactarme y que lo viniera a ver. Sea por una u otra razón y aunque usted le desagrade esa fue su decisión. Pudo ser cualquier otra persona pero el decidió confiar en mí y sus razones habrá  de tener para esa elección- no existía forma de darle vuelta al asunto o evitar seguir entrando en conflicto directo.

-¿Tanto le molesta el juicio de su hijo y sus decisiones? Está bien, no se puede evitar que como padre tenga preocupación por los caminos que él elija. Pero aunque usted me corra de su casa así como cualquier otra persona que considere mala influencia, este completamente desacuerdo con su toma de decisión o trate de hacerse responsable de sus acciones. Su juicio nomva a cambiar y actuará como el considere pertinente- la conversación fue interrumpida por uno de los clientes que pidió repetir otra orden. Aunque sino algo a disgusto de ser atendido en español.

Aunque fue una distracción, los ánimos en el local no habían Cambiado en lo absoluto. Aquello seguiría por el mismo rumbo fijado. No estaba preparada para una conversación de ese tipo aunque admitía que si, desconocía muchas cosas sobre la vida de César y claramente era un buen argumento de su padre. Pero no esperaba terminar en una conversación de ese tipo y realmente deseaba que César hiciera acto de aparición en ese momento, pero tal parecía que eso estaba lejos de suceder.

-Solo un juego de naranja- podía sonar descortés el no probar alimento. Pasando por alto la comida que el padre de César había preparado pero, en ese momento no tenía nada de apetito e hiciera lo que hiciera ya había sido marcada como una persona no grata, así que guardar por precaución esos detalles era algo completamente inútil.

Arata Minami
Castigado

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 23/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: New York, New York

Mensaje por Champa el Jue Jun 07, 2018 11:15 pm

Por cada cosa que decía Cruz, básicamente...¿debía dejar que Cesar sniffeara coca?
Montón de jaladas.
Y claro, estaba el rechazo a comer.
Maldita.
Modera tu lengua si conoces a mis hermanos. le dijo antes de meterse en la ventanilla, sacando la hamburguesa para Teddy poco después. Luego miró el reloj, constatando que ya casi era mediodía.

Por otra parte, en el departamento de arriba, en la primera habitación a un lado de las escaleras y con las piernas colgando del borde de la cama, Cesar Mondragón Rothbell roncaba con fuerza.
Su pecho se inflaba y desinflaba, la panza siguiendo el compás. Con un bramido finalmente se despertó, una arritmia de la respiración que lo sacó de los brazos de morfeo con una velocidad tan alucinante como la que podía presumir en su manejo de la guitarra.
Parpadeó desconcertado varias veces, rascándose la barriga. Luego revisó la hora, y observó los números hasta que pasó un minuto.
Millie.
Tenía que buscar a Millie a la escuela.
Bostezó profusamente, saltando de la cama.
En automático se rascó el trasero, salió de allí y se lavó los dientes. Colocándose un pantalón y acomodando la correa con hebilla de cráneo tomó una franela cualquiera, bajando las escaleras con un triptrap de cuento infantil.
Abriendo la puerta giró a la derecha, caminando los tres metros hasta la puerta del dinner.
Masa'u al-khair le dijo a su papá cuando entró, bostezando de nuevo e ignorando olímpicamente a Teddy y Elania.
No son las doce todavía. respondió Robere en árabe saliendo de la cocina, colocando ambas manos en la cintura.
Sabahu Al-khair. corrigió con otro gran bostezo.
¿Es esa forma de estar vestido en la calle?
Ya ya, ya se que a la gente no le gusta ver tetas de gordos como estas. respondió el menor colocándose la camiseta. Dio un paso antes de que Robere lo interceptara.
¿Cerraste la puerta?
Yo...
Lo pensó con detenimiento. Luego salió por donde llegó y se tomó un minuto para volver. En ese lapso Robere zapateó varias veces con sus tenis naranjas.
¿Cerraste las ventanas?
Cesar salió (de nuevo) y tardó incluso más que antes, parpadeando sin sincronía alguna de ojo con ojo.
—Listo Pops.— dijo masajeándose un omóplato. Allí cayó en cuenta sobre Elania y Teddy. —¡Teds! Elenita. Oh. ¿Qué haces tú aquí?— preguntó, sin recordar la cita que tenían.
—Ve a buscar a tu hermana. Yo cerraré por mediodía. Teddy, fuera. Termina tu hamburguesa en el camión. Ya casi es hora de Zuhr.—
—Seguro jefe.— contestó Cesar con saludo miliciano de entendimiento.
Ya fuera, bostezó una última y masiva vez.
—...yawn.
—Que sueño. Como sea...voy a buscar a Millie a su escuela ¿me acompañas o tienes algo que hacer?—
le preguntó, sin saber todavía que onda con Elania Cruz allí. —Por cierto, espero que Pops no te haya molestado. Anda roñoso estas últimas semanas.—
avatar
Champa
Admin

Mensajes : 588
Fecha de inscripción : 20/10/2015

Ver perfil de usuario http://beforesunset.foromx.com

Volver arriba Ir abajo

Re: New York, New York

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.