Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Seedpot-04 (Waterside Alphanumeric Typhoon)
Tierra 04 - La flama que renace EmptyDom Ago 18, 2019 12:28 pm por Champa

» Singularity II - ROME, DIVINE CLASH
Tierra 04 - La flama que renace EmptyLun Jul 29, 2019 5:25 pm por Watto

» [Tierra-04] Thrones and Patriots - Sicily I
Tierra 04 - La flama que renace EmptySáb Jul 06, 2019 5:59 pm por Watto

» [Tierra-04] Norway - Starting Quest
Tierra 04 - La flama que renace EmptyVie Jun 14, 2019 9:50 pm por Watto

» Arco 1: La Princesa Roja
Tierra 04 - La flama que renace EmptyVie Jun 14, 2019 9:06 pm por Leonor

» [Tierra 3] - Intro
Tierra 04 - La flama que renace EmptyMar Jun 11, 2019 12:17 am por Arata Minami

» Character Log
Tierra 04 - La flama que renace EmptyLun Mayo 27, 2019 6:40 pm por Watto

» Tierra 04 - La flama que renace
Tierra 04 - La flama que renace EmptySáb Mayo 25, 2019 1:16 am por Leonor

» Seedpot-05 (Synthetic Apotheosis Dismemberment)
Tierra 04 - La flama que renace EmptyJue Mayo 23, 2019 4:39 am por Arata Minami


Tierra 04 - La flama que renace

Ir abajo

Tierra 04 - La flama que renace Empty Tierra 04 - La flama que renace

Mensaje por Leonor el Dom Abr 28, 2019 10:54 pm

҈    Tarja   ҈  

La temporada de conciertos de primavera en Berlín arranca con un festival musical por el equinoccio en uno de los pulmones verdes más reconocidos de la ciudad, en el Invernadero del Palacio de Charlottenburg, inaugurando la nueva temporada de la orquesta residente, sin embargo, este año han decidido cambiar un poco las cosas y combinar varios estilos musicales, además de presentar algunos talentos locales que no son famosos pero que trabajan duro perfeccionando su arte, esto incluye algunos estudiantes de la Universität der Künste. Una de ellas es una estudiante que a pesar del poco tiempo que lleva en la escuela, se ha ganado un intercambio con el afamado Instituto Palladion, por lo que será un concierto debut en la escena bávara y al mismo tiempo su despedida de su casa mater. Por supuesto, el público de Berlín no espera menos que excelencia y cuando se le anuncia, no aplauden, primero debe ganárselo.

La joven respira profundamente cuando es llamada tras bambalinas y al recibir la señal de entrada, exhala despacio para calmarse, jamás se ha presentado ante tanta gente, pero es parte de su sueño, está en casa una última vez y tiene que convertirlo en un maravilloso recuerdo que la impulse a ir más lejos. El silencio se apodera del lugar y sólo es roto por el sonido de las tablas bajo los pasos, que cadenciosamente suben los escalones, con las luces apagadas hasta posarse detrás de una pequeña mampara con forma de huevo que le ayudará a jugar con las sombras como parte del espectáculo una vez que la luz central se enfoque en ella y pequeñas chispas blancas se muevan aleatorias por el templete. Usando unas balerinas de ballet blancas y un entallado vestido con volantes plumas doradas, completamente distinto a lo que suele usar, se prepara para nacer y despegar.

Gracefully she's circling higher.
She has the wind beneath her wings
And looks down on us
She said,
"Robbed of my innocence, had no more time to play.
I sure got my feathers burned, but I'm stronger than the flames".


Su voz empieza a invadir y las lucen hacen parecer que su sombra muere entre llamas, su cabello está suelto esta vez, dejando que sus rizos en cascada caigan contrastando el atuendo, adornados con pedrería de fantasía y plumas rojas.

Here she comes, here she comes.
I've been waiting for so long.
Here she comes
Rose again from the flames
My little Phoenix


Destroza la pantalla de papel como si eclosionara aquel huevo y se presenta frente a los asistentes, entonando aquella canción que le consiguió la beca. Con algún giro de vez en cuando, bailar mientras canta aún no es su fuerte, pero no lo necesita, su voz de soprano tiene la potencia para cubrir aquella falla.

Eternity is set in her eyes
Throwing sparks back at the world that'll never die.
And I think,
"She has robbed of her innocence, had no more time to play.
She's only a little girl, but she stronger than the flames"

Here she comes, here she comes.
I've been waiting for so long.
Here she comes
Rose again from the flames
My little Phoenix
Here she comes
I've been waiting for my little Phoenix

You've got to get close to the flame to see what it's made of
You've got to get close to the flame to see what you are made of.

Here she comes, here she comes.
I've been waiting for so long.
Here she comes
Rose again from the flames
My little Phoenix


Su canción es tranquila, un poco diferente a su estilo habitual para no desentonar con la orquesta, pero ha cantado con toda la intensidad, con toda la pasión que le es posible. Al fin termina y lo logra, se ha ganado el aplauso de los asistentes y con ello la autorización de un segundo tema, la orquesta comienza a tocar para acompañarla, después de todo es su concierto y ella la invitada que tiene oportunidad de aparecer en su escenario. Algo que todos conocen, pero en una nota diferente, el fantasma de la ópera, uno de esos que nunca pueden faltar en la voz de alguien que pretende ser una diva del goth metal.
Leonor
Leonor

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 21/04/2019
Edad : 35
Localización : En el bolsillo de Master-sama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tierra 04 - La flama que renace Empty Re: Tierra 04 - La flama que renace

Mensaje por Leonor el Sáb Mayo 25, 2019 1:16 am

El concierto terminó dejando a la joven una enorme sonrisa y tanta emoción, que ni siquiera sentía el cansancio, aunque se bebió casi todo el contenido de la botella de agua en un solo trago. Estaba tan llena de energía que decidió que si partía en ese preciso instante, podría tener un viaje pintoresco hacia Francia y aprovechar cada segundo. No tenía nadie de quien despedirse en casa, pues era huérfana, su lugar en el albergue debía ser desocupado a primera hora y seguramente no habría diferencia, pero igual tuvo la cortesía de acercarse a las directivas para agradecer todo el apoyo y cuidados brindados, pues incluso ellas habían buscado el apoyo gubernamental que le permitió unirse a la universidad y le habían facilitado los trámites para la beca internacional, sin embargo, incluso en Bavaria con su forma de ser apasionada y única en Alemania, la gente no era particularmente emotiva (lo que la convertía a ella en un bicho raro), por lo que trató de ser lo más formal y seria al marcharse con su pequeña maleta que contenía el total de sus posesiones.

Como si el universo le sonriera, se encontró en un parque cercano a la estación de trenes un grupo de motociclistas que cantaban con unos guturales muy particulares, no como los del black o el gore, eran de cierto modo armónicos y resonantes, curiosa por aquellos sonidos, se acercó oculta entre los árboles para admirar también sus instrumentos con cabezas de caballo en las hastas, no todos eran conocidos para ella, seguramente se trataba de artículos folklóricos; las facciones de aquellos hombres eran orientales y cuando empezaron su nueva interpretación, estuvo casi segura de que se trataba de mongoles, lo cual le fascinó pues nunca había tenido la oportunidad de escuchar aquel tipo de música en vivo.

Sin darse cuenta en qué momento, se sentó sobre la samsonite de coraza dura y cerrando los ojos, movía ligeramente la cabeza al ritmo de la canción, no tenía ni la más remota idea de lo que decía, pero le transmitía una vitalidad asombrosa y ganas de salir a enfrentar la batalla de su vida, tarareaba inconscientemente, tratando de seguir la imaginaria partitura en su cabeza y tamborileaba las manos sobre sus piernas, hasta que la melodía terminó y los aplausos de algunos transeúntes le hicieron despertar. Se puso de pie y volvió a tomar su maleta, contenta con el encuentro, prosiguiendo su camino hacia la estación donde se llevó la decepción de no encontrar una salida hacia Francia hasta entrada la mañana, por lo que tendría que pasar la noche en la sala de espera, cosa que no le hizo mucha gracia, debía haber aprovechado el último chance de descansar en su cama. No, definitivamente esa no era la actitud con la que iba a comenzar su aventura, se dijo internamente y se palmeó las mejillas para “castigarse” tras lo cual salió del lugar en busca de una nota para mejorar su madrugada, tal vez hasta podría pedir un aventón a alguien por el camino. De forma distraída trató de repasar el buen ritmo que había escuchado de los motociclistas y trató de cantar monosílabos que la ayudaran a recordar el compás, ya que no logró reconocer ni una sola palabra, por supuesto, ella no podía hacer aquellos guturales, incluso se lastimaba si lo intentaba demasiado, así que trató de reemplazarlo por su propio estilo de soprano, lo cual sonaba un tanto gracioso, pero igual quería recordar cómo iba la tonada, así quizá después pudiera encontrarla en shazam o algún otro buscador. De nuevo el sonido de las palmas le sacó de su ensimismamiento y al girar se tomó con un oriental bastante más alto que ella, con cabello largo y suelto, chaqueta de cuero y unas bolsas de una tienda veinticuatro horas llenas de latas de café y algunos bocadillos. Le dijo algo que ella no pudo entender, luego se rió también y le habló en un inglés con un acento fuerte. – Eso ha sido diferente -. Tras parpadear un poco Tarja logró reconocerlo y su rostro rápidamente adoptó una tonalidad carmesí. – Lo siento, me gustó su canción y trataba de recordarla -. Explicó con educación y al mirar un poco detrás del hombre vio salir a uno más bajo y gordito que estaba segura era el otro vocalista, el de los guturales. Su sonrisa se ensanchó a pesar de la vergüenza. – De verdad me gustó su música, nunca había escuchado algo así -. Explicó y ellos se rieron agradeciéndole. – Se llama yuve yuve yu. Yo soy Jaya y él es Gala, es tarde para que andes por aquí sola ¿no? –Preguntó pues en ninguna parte del mundo era una buena hora para que una muchacha anduviese caminando por la calle.

- Mucho gusto, es todo un honor. Yo soy Tarja, si, en honor a Turunen. Voy a Palladion, en Francia, conseguí una beca, pero no un tren. –Explicó y los hombres la saludaron con entusiasmo.

- Si, si, la recuerdo, es la chica que cantó en el invernadero, el Fantasma de la Ópera, por eso me resultó familiar -. Agregó Gala a lo que su compañero asintió y ambos parecieron encontrar la explicación a la situación. Un segundo más tarde el rugir de una chopper les hizo mirar hacia la avenida, donde otro de sus compañeros les preguntó en su idioma natal si acaso querían ir a la cárcel, les dijo que dejaran a la niña y los urgió a traer las “provisiones”, ellos explicaron que era la chica que oyeron cantar, tras lo cual la saludó, pero volvió a insistir en que debían continuar. – No tenemos un tren, ni podemos llevarte hasta Palladion, pero vamos a Lila, si es que no llevas prisa y quieres disfrutar la ruta panorámica –. Le ofreció el mongol a lo que los ojos escarlatas de la joven destellaron de emoción. – ¡Me encantaría! –Dijo con un gritillo y unos pequeños saltos, a lo que subió en la moto con Jaya y siguieron a Gala hasta reunirse con el resto de la banda para cenar y descansar un poco antes de iniciar su viaje, no sin un poco de música.
Leonor
Leonor

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 21/04/2019
Edad : 35
Localización : En el bolsillo de Master-sama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.